El secreto de Carmen: diseñar joyas únicas que desearás tener en tu joyero

Carmen Álvarez es la protagonista de una historia de superación con el Síndrome de Down como espectador secundario. Una emprendedora que arrasa en medio mundo con muchas "joyas que molan". Lo su familia llama "un proyecto de autonomía personal", para otros muchos es una empresa de éxito, que bajo su firma CARMELAMOLA, la ha llevado a vender sus creaciones en medio mundo. Elegantes, sutiles, divertidas, soñadoras...todo lo que tocan sus manos revoltosas tiene su sello inconfundible y no es para menos. Porque Carmen mola, Carmelamola y eso es por algo que se llama talento.

Pregunta: Para los que aún no la conozcan... ¿Quién es Carmela?

Carmen Álvarez es una adolescente, que a sus 19 años, ha conseguido darle una vuelta al concepto que buena parte de la sociedad aún tiene de la discapacidad intelectual. Carmela ha sido capaz de crear, con el respaldo de su familia, su propia marca de bisutería. Un proyecto que inicialmente nace de una obligación, la de trabajar a diario rutinas que le ayuden a mejorar su motricidad fina. Así es como comienza esta aventura…
Pregunta: ¿Cuándo y cómo os enteráis que vuestra hija tiene Síndrome de Down? ¿Cómo véis pasados estos años.. ese momento?
Carmela llegó por sorpresa... y sin libro de instrucciones. Nos enteramos de su cromosoma extra en el momento del parto. Te puedes imaginar, primera hija… y Síndrome de Down… el golpe es fuerte y en un primer momento cuesta recomponerse. Pero también es cierto que decidimos ponernos a funcionar de inmediato. Carmen era un bebé, como otro cualquiera, que nos necesitaba, así que decidimos que sus “extras” quedasen en un segundo plano.
Pregunta: Si miráis atrás... estos 17 años de Carmela ¿qué enseñanzas podéis dar a más personas que están pasando por lo mismo?
A esos padres que acaban de recibir la noticia yo les diría que vivan el día a día. Si a mí, hace 19 años me dicen que Carmela iba a llegar a donde está hoy, ni de lejos me lo hubiese imaginado. También les diría que disfruten de ese pequeño, para que el día de mañana no carguen con la culpa de no haberlo hecho por estar más pendientes de sus cromosomas, porque al fin y al cabo es un bebé como otro cualquiera. Y que poco a poco, también aprendan a respetar sus tiempos, porque irán viendo que no por acelerarse las cosas llegan antes. Con Carmela nos costó al principio, pero ahora sabemos que es ella la que debe marcar los tiempos, para que poco a poco esos objetivos que nos hemos marcado, vayan saliendo.
Pregunta: ¿De dónde le viene a Carmela su vena más coqueta y fashionista?
Pues eso también es de serie.. ¡como su cromosoma extra!. Ya desde muy pequeña las joyas y la bisutería la volvían loca. Al mínimo despiste ella misma se “decoraba” con pulseras y collares, como un árbol de navidad.. y así se plantaba en el colegio.
Pregunta: Muchos premios, reconocimientos... desde que montáis la marca Carmela Mola y toda la familia trabajando. ¿Cómo es un día cualquiera en la empresa?

CARMELAMOLA no es una empresa como tal. Es más.. surgió casi por casualidad. Esas rutinas que Carmen hacía desde muy pequeña para mejorar su motricidad acaban por aburrirla. Vemos que es necesario buscar alternativas, y las encontramos precisamente escuchándola a ella… en los abalorios. Carmen empieza a combinarlos, cada vez con mayor destreza, y ya no es como antes.. ahora si hay un resultado, vistosas piezas de bisutería que reciben numerosos halagos “Carmela, como mola!!!”. Primero fueron encargos para familiares y amigos y hoy sus seguidores ya se reparten por medio mundo. Por eso digo que Carmelamola no es una empresa, es más bien un proyecto de autonomía personal, en el que efectivamente, la familia estamos con ella para ayudarle. Su hermana Sara gestiona la web www.carmelamola.com,  que incluye la tienda online.

Su padre es quien hace las fotografías y con Sara se encargan también de gestionar las redes sociales. A mí me ha tocado colaborar con el diseño y supervisar el acabado final de cada una de las piezas. Lo más importante es que con este proyecto Carmela ha ganado sobre todo en autoestima. Ha visto como ese “no puedes” que tantas veces ha escuchado, se ha transformado en un taller del que como ella misma dice “soy la jefa”. Y además de dar visibilidad al trabajo de Carmela, también se trata de demostrar las capacidades que como cualquiera otra, también tienen las personas con Síndrome de Down.

Pregunta: Sabemos que tu otra hija, Sara, es otra artista y la hermana pequeña de Carmen ¿Cómo es la relación entre las dos?

La relación entre Sara y Carmen es difícil de explicar con palabras...se necesitan mutuamente. Igual que Carmen ha venido con ese “extra”, Sara lo ha hecho con un don especial, porque no hay nadie que entienda mejor a Carmen que ella. Le exige, pero al mismo tiempo presume de hermana allá por donde va. 

Pregunta: Cuéntanos para los que no lo sepan aún qué vendéis actualmente. ¿Tenéis un producto superventas?

CARMELAMOLA es una firma de bisutería artesanal, tanto para hombre como mujeres, que cuida los detalles que sobre todo busca que el cliente se sienta orgulloso de la pieza que lleva, por todo lo que significa. Es difícil hablar de un producto estrella.. quizá porque el cliente de Carmelamola es muy variado.. hombres, mujeres, y de todas las edades…
Muchos ya se han convertido en fieles seguidores de la marca e incluso nos han confesado que a la hora de hacer un regalo ya no buscan otra cosa. Sobre todo porque les encanta la reacción que ven en quien lo recibe.

Pregunta: ¿Tenéis un cliente tipo? ¿Cómo llega el primer pedido internacional?

No hay un perfil definido. Como dijimos anteriormente, el cliente es muy variopinto. El primer pedido internacional llegó al poco de dar a conocer el proyecto. Se fue para Suiza, y a partir de ahí.. se abrieron otras muchas puertas.

Pregunta: ¿Alguna novedad para dentro de poco?

Las novedades van saliendo poco a poco. Nuestros seguidores en las redes sociales lo saben, ellos son los primeros en enterarse. Detrás de cada una de las piezas hay muchas horas de trabajo, de pruebas, de testar impresiones… pero no hay una rutina fija, como en todo, es Carmela la que marca los tiempos.

 

 

 

CARMEN DE CERCA

Un pasatiempo Hacer bisutería.

Una película Mamma Mía (hasta se conoce los diálogos de las veces que la ha visto).

Una canción “Señorita” de Camila Cabello y Shawn Mendes.

Un sueño… CARMELAMOLA es su sueño hecho realidad.

Un artista Aitana.

Una comida. Croquetas.

Una manía. Es tremendamente presumida y cuando sale de casa tiene que ir impecable. No puede movérsele ni un pelo!

Una virtud. Don de gentes.

Un color. Azul.

Un referente. Su hermana.

Un diseñador de moda. Ella misma.

Un complemento. Sus collares y pulseras.