Hablamos de caries y remineralización de dientes de los más peques de la casa

Hoy os traemos unos consejos acerca de la caries y la remineralización de los más peques de la casa.

Antes de nada, compartimos unos datos importantes que debemos tener en cuenta. Por un lado que la caries dental es la enfermedad bucodental más prevalente en población infantil.

Según los últimos estudios nacionales de salud bucal, un 33,9% de niños de 6 años presentan caries y a los 15 esta prevalencia aumenta al 43,2%.  

En segundo lugar, estaría la gingivitis provocada por placa, que se presenta en más del 50% de pacientes de 6 años. 

Las caries de la primera infancia, que es el tipo de caries más agresivo y que tiene su pico más alto entre los 13 y 24 meses de edad,  se debe en parte a la agresión que produce cierto tipos de alimentos (carbohidratos ) y a la transmisión temprana bacteriana que van a producir un desequilibrio en la superficie del esmalte con la consiguiente desestructuración del esmalte, con lo cual el proceso desmineralización-remineralización se rompe y no se produce la remineralización de la pieza.

Existen más tipos de caries que no son las de la primera infancia. En ambos casos se puede actuar de manera temprana.

Entre las recomendaciones para disminuir la prevalencia de las caries :

  1. El flúor es una herramienta segura para reducir las caries y revertir la desmineralización del esmalte.
  2. Los dentífricos se demuestran eficaces con concentraciones de flúor de 1000ppm o superior.
  3. Empezar con el cepillado en cuanto salga el primer diente temporal. En este momento, tratar de disminuir la lactancia nocturna, limpieza después de la toma e irlas alejando para que los dientes puedan recuperarse de los ataques de los ácidos de los alimentos.
  4. Una vez al mes, levanta el labio del niño y ante cualquier mancha blanca en los dientes acude al odontopediatra.
  5. El cepillado, al menos dos veces al día, siendo el más importante el de la noche y la duración dos minutos, salvo en bebés que será el tiempo necesario para eliminar la placa.
  6. Después del cepillado escupir los restos de pasta, pero no enjuagar con agua ni con otro liquido.
  7. De 0 a 3 años los niños deben de usar pasta de una concentración de flúor de 1000 ppm ( el tamaño como un grano de arroz y nunca se debe de dejar comer).
  8. A partir de los 3 años y hasta los 5, lo único que varía es la cantidad a utilizar, esta vez el ancho del cabezal y tamaño de un guisante.
  9. Para niños mayores de 5 años, la concentración de flúor recomendada es de 1450 ppm.
  10. El cepillado en menores de 8 años se revisará y se asegurará se haga por las dos caras de las piezas.
  11. Si se puede utilizar pasta con arginina al 1.5% y Zinc.

Aquí te señalamos algunos productos que tenemos en Farmacia Paula Briones para ayudarte a luchar contra la remineralización y luchar contra las caries:

    1. GC MI PASTE  DE VARIOS SABORES: Cremas protectoras remineralizantes para dientes sensibles que fortalecen considerablemente el esmalte dental y reduce la sensibilidad dental.
    2. DESSENDIN PLUS COLUTORIO: Desensin® plus flúor colutorio complementa la acción del cepillado con una acción desensibilizante progresiva que, además, aporta un extra de flúor para prevenir la aparición de caries. Su formato de enjuague bucal permite llegar a las zonas de difícil acceso y mantener los principios activos en boca durante más tiempo.
    3. PLAC CONTROL: comprimidos es un revelador de placa dental formulado específicamente para detectar las zonas donde se acumula el biofilm bucal (placa bacteriana) y facilitar su eliminación.
    4. CILINDRO THOOTH CREMA: Clinpro de 3M es una pasta de dientes con poder remineralizante (TCP) que contiene abrasivos muy suaves que permiten eliminar las manchas pero no dañan el esmalte. La pasta de dientes Clinpro™, es un dentífrico que contiene 950 ppm de fluoruro de sodio y una tecnología funcional de Trifosfato cálcico (TCP) para pacientes con riesgo moderado-alto de caries.

Actualmente se recomienda que los niños acudan a su primera revisión dental con el odontopediatra durante el primer año de vida. En esta visita se calculará el riesgo de caries de cada niño y se recomendarán las pautas de dieta, higiene y consultas necesarias para evitar la aparición de caries.