Ana Fernandez Celemin, mucho más que sonrisas

Hablar con Ana es sumergirte en el mundo de la pasión con mayúsculas. Primero por su trabajo, segundo por sus pacientes y tercero por todo lo que tenga que ver con la innovación cuando hablamos de odontopediatría. Licenciada en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en Odontopediatría en el Hospital San Rafael de Madrid, Ana es una persona que rezuma ilusión y buen hacer desde que "aterrizas" en su consulta.

Una profesional que lucha porque nuestros peques, cuiden su sonrisa desde el minuto cero y eso nos encanta. ¿Queréis conocerla un poco más? En esta charla os la presentamos.

¿Qué es un odontopediatra para ti?

Es un dentista que acompaña al niño desde que nace su primer diente hasta el fin de la adolescencia, que ofrece prevención y tratamiento odontológico para un crecimiento lo más saludable posible, dando importancia también a que los pacientes vivan buenas experiencias .

¿Por qué elegiste especializarte en niños?

Es el grupo de edad en el que más prevención se puede lograr,  luchamos por un futuro con niños libres de caries. Además, sólo puedo decir qué ¡me encanta ver el mundo a través de sus ojos todos los días!

¿A qué edad se debería llevar a un niño al dentista?

La mayoría de las sociedades científicas recomiendan hacer la primera visita alrededor del primer cumpleaños para ir guiando a las familias en los hábitos saludables para su bebé: cómo cepillar, con qué pasta, dieta...En nuestra clínica trabajamos desde la salud y la prevención. Nunca lo hacemos desde la enfermedad.


Después del verano, ¿observas aumento de casos de niños con caries y/ u otros problemas dentales?

Es cierto que en verano solemos relajar nuestras rutinas, por eso suelen disminuir el número de cepillados y aumentar el consumo de azúcares entre horas. Ahora, con el comienzo de curso, es buen momento para retomar las buenas costumbres.

De todos los momentos en que deben cepillarse los dientes ¿Alguno es imprescindible?

Es conveniente cepillarse los dientes después de cada comida siendo el más importante del día el que corresponder a la noche. Hasta los 8 años un adulto debe repasar ese cepillado ya que los peques aún no tienen destreza manual suficiente para que sea efectivo.

Y otra cuestión que nos preguntan muy a menudo los padres, ¿es imprescindible el colutorio para los niños?

La indicación del colutorio la deberá realizar un odontopediatra dependiendo del riesgo de caries de cada niño y siempre cuando el niño sea capaz de controlar el enjuague sin ingerirlo. Todo esto suele suceder generalmente sobre los 5- 6 años.


Con la vuelta al cole muchos niños comen allí y no se cepillan los dientes,  ¿algún consejo?


Lo que aconsejo es que los dos cepillados que podemos controlar en casa        -después del desayuno y de la cena- sean eficaces y supervisados. Siempre con una pasta de dientes con flúor adecuado a cada edad de al menos 1000 ppm. Así estaremos "paliando" el efecto del no cepillado a la comida.